El duelo infantil en el aula: Cuando las notas del niño se resienten

David Oslé, psicólogo infanto-juvenil de FMLC

 

En artículos anteriores hemos hablado de algunos de los síntomas que indican que el duelo infantil puede estar complicándose. Entre los signos del duelo complicado en niños podemos encontrar la bajada del rendimiento académico, un tema sobre el que nos centraremos con más detalle a continuación.

El duelo es un período vital muy estresante. Sin embargo, no hay que entender este estrés como el estrés laboral, en el sentido de tener demasiado trabajo y la sensación de no llegar a todo. Lo que implica el estrés del duelo es que tenemos que hacer frente a tantas demandas, tanto a nivel ambiental como emocional, que todo ello termina generándonos una sensación de agotamiento.

El duelo infantil y el rendimiento académico

En este contexto de estrés, es muy común que se produzcan despistes y sensaciones de desorientación tanto en niños como en adultos. El motivo es que, a nivel cognitivo, el estrés produce una bajada de la calidad atencional y de la memoria operativa.

Por este motivo, durante el duelo es habitual ver casos de niños que se olvidan la agenda, el cuaderno, que no se enteran de los ejercicios, que se equivocan al sumar cuando antes sabían perfectamente, que les cuesta más memorizar lo que están estudiando… Todo esto sin contar un descenso en su motivación y en el interés académico.

El duelo en el colegio

Cuando un niño sufre la muerte de un ser querido, sacar buenas notas baja mucho en su lista de prioridades. Esta bajada de la calidad atencional y de la memoria operativa se debe a que el cuerpo tiene que hacer frente a muchas otras demandas, tanto internas como ambientales, y prioriza el autocuidado sobre la atención, por ejemplo, a lo que dice el profesor.

En resumen: los niños en duelo están más despistados porque su cuerpo no da más de sí.

Dicho esto, no está de más recordar que, por mucho que exijamos o presionemos a un niño para que no cometa más despistes, es raro que mejore: lo más probable es que la motivación disminuya y entre en un bucle nocivo de desinterés académico.

Cómo afrontar la bajada de notas

El colegio es, para la gran mayoría de niños en duelo, un ambiente de protección frente al dolor. No obstante, si nos centramos en exigir y guerrear, se puede convertir en otro problema más, otra demanda a la que hacer frente que perpetúe la situación de estrés. Ante esta situación, siempre es preferible ser pacientes, dar espacio y confiar en las capacidades de los alumnos.

Para saber más sobre la atención del duelo infantil, podéis acudir a nuestro servicio gratuito de Psicoterapia de duelo infantil, solicitar que impartamos una charla gratuita para padres y profesores  en vuestro centro educativo (a través de este proyecto) o descargar gratis  nuestro manual práctico “Hablemos de Duelo”, que ofrece pautas para ayudar a los adultos a hablar de la muerte con los niños y da claves sobre cómo viven el duelo los menores según su edad.

También incluye un apartado sobre cómo atender el duelo en el colegio y cómo ayudar a afrontar el duelo a las personas con discapacidad intelectual. La guía está disponible gratuitamente para su descarga en nuestra página web:

www.fundacionmlc.org