El eneagrama y el duelo: El doliente con eneatipo 5 (II)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

Eneagrama tipo 5En este artículo continuamos con la exposición de los rasgos que caracterizan a las personas con eneatipo 5 (E5) y que comenzamos en el artículo anterior, y analizamos cómo les influye a la hora de afrontar el duelo.

Como ya hemos comentado, el eneatipo 5 queda fijado en la etapa pre-oral del desarrollo, debido a diversas situaciones determinantes durante su infancia. A partir de ellas, la persona con E5 puede desarrollar diferentes patrones de conducta que condicionan su manera de afrontar el duelo.

Cómo reaccionan en el duelo los E5 que buscan ideales sobrehumanos

Los E5 que han desarrollado el patrón de conducta de buscar ideales sobrehumanos van a conectar con un profundo dolor “terrenal” durante el duelo. La cantidad de experiencias y títulos acumulados no les son útiles ahora y el tiempo restado a los afectos no es recuperable. Sentirán la pérdida del ser querido y, además, la pérdida de su motivación vital.

Acudirán y se mantendrán en la terapia solamente si consideran al profesional una persona moral e intelectualmente sólida, honesta, respetuosa y tierna.

Si deciden ir a terapia, les va a beneficiar, porque puede aportarles los siguientes logros:

  • Darse cuenta de que su “búsqueda de altura” tiene la función de mantener el intelecto ocupado y alejado de sus emociones. Y descubrir que cuando se emocionan intelectualizan, acuden a su intelecto para enfriar sus sentimientos.
  • Comprender que su orientación predominantemente cognitiva de preparación para la vida va en detrimento de vivirla. Aprender a estar presentes en las relaciones, manteniendo el contacto con sus emociones, valorando lo sencillo y lo concreto. Tomar conciencia del estado de su cuerpo: tensión en toda su estructura corporal y poder atravesar el espasmo de miedo característico de su mirada.
  • Desarrollar su propia capacidad de amar: primero a sí mismos, cuidando y atendiendo necesidades básicas: frío, calor, hambre, sueño… de las que suelen olvidarse.

Cuando comienzan a ayudar, a ofrecer su tiempo, a liderar, encabezar, motivar, dándose a la vida a través de otros, esto nos indicará sus re-decisiones sobre sus patrones de conducta originarios.

Cómo reaccionan en el duelo los E5 que buscan la “intimidad a dos”

Los E5 que han desarrollado el patrón de conducta de intimar en poquísimas relaciones van a compartimentar: sólo compartirán el dolor con sus contactos más íntimos y mostrarán cierta normalidad “apagada” con el resto de relaciones.

Si deciden ir a terapia, les va a beneficiar, porque puede aportarles los siguientes logros:

  • Darse cuenta de que han creado un mundo interno: de fantasías románticas, ideales, utopías sobre el amor incondicional/ y fantasías catastróficas sobre lo que puede ocurrirles si se muestra.
  • Comprender que son muy exigentes por sus altas expectativas hacia el otro. Buscan un maternaje que les faltó, pero esa persona es un ideal y como tal, no existe.
  • Aprender a diferenciar la petición de apoyo afectivo de la expresión de pasión, para no sexualizar la relación.

Nos va a indicar que mejoran cuando comienzan a sentirse parte de una comunidad, dando y recibiendo con reciprocidad, abriendo su círculo de relaciones exclusivas y expresando emociones espontáneamente.

El comportamiento observable en las personas con E5

Los individuos con eneatipo 5 suelen ser tranquilos, reservados, románticos, serios, sensibles, silenciosos, humildes, guardan bien los secretos, son amigos leales, pero tienen pocas amistades.

Rigurosos y honestos intelectualmente, son excelentes observadores pero no bajan al terreno de juego de la vida. El respeto es imprescindible en sus relaciones. Tienden a la autonomía y la independencia. Además, están orientados al conocimiento intelectual y más alejados del contacto emocional y de la acción.

Todas estas claves pretenden servir de orientación a las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido o intentan ayudar a una persona doliente de su entorno. Para saber más o para solicitar ayuda psicológica gratuita, no dude en consultar nuestra página web:

   www. fundacionmlc.org

El eneagrama y el duelo: El doliente con eneatipo 5 (I)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

En este artículo continuamos con la exposición de los nueve eneatipos de la personalidad que comprende la teoría del eneagrama. Como ya hemos explicado anteriormente, el eneagrama es un sistema descriptivo de la formación del carácter basado en las etapas de desarrollo evolutivo del niño, así como en las fijaciones-bloqueos que se producen en ellas como consecuencia de los fallos en la vinculación con las figuras de referencia.

Eneagrama tipo 5

El eneatipo 5 (E5) queda fijado en la etapa pre-oral del desarrollo. La persona con E5 siente invasión, abandono o deprivación en su infancia, a causa probablemente de alguna de estas circunstancias:

  • Hospitalismo: el niño tiene que ser hospitalizado y el tratamiento de su enfermedad implica dolor físico, del cual no puede protegerle su madre.
  • La madre o figura de referencia está furiosa por algún aspecto de su vida que no tiene que ver con su amor al niño. Sin embargo, éste va a percibir la tensión de su enfado como una amenaza.
  • Situación de escasez de espacio, pertenecer a una familia numerosa.

El niño interpreta la invasión, el contacto con los otros, como una amenaza para su vida y se aleja de su necesidad de ser amado (“cuanto menos necesite, menos contacto con la amenaza”). Mantendrá a lo largo de su crecimiento el miedo a necesitar.

Los tres patrones de conducta del eneatipo 5

A partir de esta situación en la infancia, la persona con E5 desarrollará tres posibles patrones de conducta:

  1. Evitan las relaciones. Organizan su vida sobre la premisa de no necesitar a los demás y ahorran sus propios recursos. Disminuyen sus necesidades y deseos, porque para ellos desear significa depender.
  2. Buscan un súper-sentido de la vida. Ideales sobrehumanos. Buscan lo esencial, lo sublime… y menosprecian la vida ordinaria y a las personas comunes. Olvidan al otro, no les interesa, así no lo necesitan. Tienden a la vanidad.
  3. Busca la intimidad que no tuvo. Tienen pocas relaciones pero muy intensas, con demasiadas expectativas, comunicación transparente. “Soledad o intimidad a dos”. Carácter romántico.

Continue reading

El eneagrama y el duelo: El doliente con eneatipo 4

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

 

En este artículo continuamos con la exposición de los nueve eneatipos de la personalidad que contempla la Teoría del Eneagrama y las reacciones más comunes para afrontar el duelo. El eneagrama es un sistema descriptivo de la formación del carácter, basado en las etapas de desarrollo evolutivo del niño y en las fijaciones-bloqueos que se producen en estas fases, como consecuencia de los fallos en la vinculación con las figuras de referencia. En ese sentido, el eneatipo 4 queda fijado en la etapa oral del desarrollo.

Eneagrama tipo 4

Continue reading

Cómo afecta el duelo al grupo familiar y a la convivencia

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

 

La muerte de un ser querido es una situación de desasosiego, que afecta a todo el grupo familiar que sufre su pérdida. Un momento de profundo dolor que puede provocar estrés en el día a día de los dolientes y también en la convivencia. En este artículo analizaremos cómo el duelo puede influir en las dinámicas del grupo familiar y en la convivencia.

En ese sentido, las personas que cohabitan en la misma casa (familias, parejas, hijos…), afrontan el proceso de pérdida desde dos esferas: individualmente y cómo grupo y esto puede conllevar episodios significativamente estresantes.

Situaciones que generan estrés en el grupo familiar y la convivencia

Continue reading

Los cuatro tipos de culpa que afectan al proceso de duelo

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

La culpa es un sentimiento natural en el duelo y la mayoría de las personas la experimentan durante este proceso. Por definición, es la sensación de haber fallado por acción u omisión al ser querido, de haberle causado daño o haberle dado alguna muestra de desamor.

Ya sea la culpa real, irreal, fantaseada o exagerada, esta estará en consonancia con los valores de quien la percibe. Durante esta etapa, el doliente necesita que le facilitemos hablar de su culpa, permitirse imaginar cómo le habría gustado compensar al fallecido y también precisa de apoyo para poder elaborar una decisión de reparación.

Tipos de culpa en el duelo

Continue reading

Cómo organizar un ritual laico de despedida en casa

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

Ahora que comenzamos a retomar nuestras rutinas después de estos meses de confinamiento motivados por el Covid-19, podemos convocar y reunirnos (con las protecciones adecuadas) con nuestros familiares y amigos para hacer un ritual en honor al ser querido que ha fallecido. En este artículo vamos a proponer una sugerencia de cómo estructurar un ritual laico.

El ritual ayuda al doliente a aceptar la realidad de la muerte, permitiéndole expresar su dolor y recibir afecto en un momento tan doloroso. Es una celebración para rendir homenaje al fallecido, centrada en su vida y el objetivo del acto es cumplir con su voluntad y la de sus familiares.

No hay normas establecidas sobre cuándo debe realizarse el ritual. Si se celebra cercano al fallecimiento, el doliente estará más aturdido y se beneficiará del calor y la compañía de su entorno. Cuando se lleva a cabo meses después, el doliente podrá estar más consciente y con más capacidad para participar, expresando nuevos significados que ha encontrado en su proceso de duelo.

Continue reading

Y ahora que ha fallecido, ¿qué hago con sus cosas?

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

A menudo las personas en duelo se preguntan cuándo deben desprenderse de las pertenencias de un ser querido que ha muerto. La duda de cuándo recoger, regalar, tirar o recolocar las cosas del fallecido suele preocupar al doliente: ¿Me perjudica, es malo que aún no lo haya hecho? ¿Si han pasado meses desde su fallecimiento, tendría que empezar ya?

Sin embargo, el hecho de recoger sus cosas y decidir qué hacer con ellas es un proceso que no se puede forzar o empujar, si el doliente aún no tiene fuerzas para hacerlo. No hay normas sobre cuándo es el mejor momento para afrontarlo o cuándo alguien se está retrasando. Cuando una persona está en duelo, su mundo interno y el mundo externo van a diferentes velocidades. El doliente debe escuchar cuál es su velocidad ahora y actuar respetándola.

Implicaciones de los objetos en el duelo

Fíjate en tu cuerpo y nótalo: ¿Qué te pide tu cuerpo al ver sus pertenencias? ¿Soltarlas o aferrarte a ellas? Puede que sientas consuelo y dolor al mirar sus cosas, tocarlas… O, por el contrario, sientes tanta rabia al verlas que te desharías de ellas al instante. También puede ocurrir que quieras guardar sus objetos para siempre, no aceptar lo ocurrido y negar la realidad del fallecimiento. Continue reading

El duelo en tiempos de Coronavirus: Consejos para el doliente y su entorno

* Nuestras condolencias a todas las personas que están afrontando la pérdida de un ser querido en este difícil contexto que vivimos.
Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

A día de hoy todos somos conscientes de que estamos viviendo una situación excepcional. La cuarentena que nos protege del contagio del Covid-19 añade más dolor a la muerte de un ser querido, sobre todo por dos motivos:

En este contexto resulta fundamental el apoyo social al doliente, ya sea a través de teléfono, vídeo-llamada… porque el duelo se supera en comunidad. En este artículo ayudaremos al doliente y a su entorno a conocer las reacciones que son naturales en el duelo, pero que pueden asustar debido a su intensidad. Sin embargo, sólo son motivo de preocupación si se bloquean en el tiempo.

Se trata de manifestaciones que van a afectar a los pensamientos, las emociones, el cuerpo y el comportamiento. Aunque intensas, son naturales y cumplen una función necesaria para ir avanzando en el proceso del duelo. Continue reading

Los duelos desautorizados: Ejemplos de pérdidas que la sociedad no comprende (II)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

En artículos anteriores hemos hablado de qué son los duelos desautorizados: aquellos que, pese a conllevar una pérdida, no reciben la misma comprensión por parte del entorno social.

Esto a menudo se debe a tabúes, prejuicios y estigmas muy extendidos en la sociedad del doliente, que repercuten en esta falta de apoyo.

A continuación abordaremos más ejemplos de situaciones en las que, con frecuencia, el doliente no suele recibir el mismo apoyo que cuando se trata de una pérdida aceptada socialmente.

El aborto espontáneo y provocado es una pérdida no reconocida

En general, cuando una mujer sufre un aborto espontáneo, la preocupación se centra únicamente en su salud. Es importante la información médica: saber si podrá volver a quedarse embarazada, por ejemplo. Pero no se debe minimizar la pérdida con optimismo, hablando del futuro y de que se pueden tener más hijos. Continue reading

Los duelos desautorizados: Qué son y cómo afrontarlos (I)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

La muerte de un ser querido que ha sido significativo en tu vida siempre es un impacto doloroso, aunque no compartieras parentesco con él. Si además su pérdida se produce en circunstancias tan traumáticas como un suicidio, una sobredosis, un accidente al volante… O especiales, como en el caso del duelo perinatal -haya sido un aborto espontáneo o provocado- esto también requiere una elaboración del duelo, porque el impacto que tiene sobre el doliente es el mismo.

En este artículo abordaremos los duelos desautorizados: aquellos que, pese a conllevar una pérdida, no reciben la misma comprensión por parte del entorno social.

Para elaborar el duelo el doliente necesita de su entorno social, de personas que entiendan su tristeza y que estén dispuestas a escucharle con un contacto cálido y comprensivo. Es necesario expresar las emociones y poder hablar de la persona perdida, sean cuales sean las circunstancias de su muerte, controvertida o no. Si el doliente recibe esta ayuda, la recuperación será mejor.

El duelo se supera en comunidad

En cada cultura existen normas, prejuicios y estigmas sobre qué apoyos hay que dar al doliente, dependiendo de qué tipo de muerte se trate, y también en función del tipo de vinculación con el fallecido. Vamos a ver algunos duelos que no son apoyados socialmente: Continue reading