Cómo afecta el duelo al grupo familiar y a la convivencia

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

 

La muerte de un ser querido es una situación de desasosiego, que afecta a todo el grupo familiar que sufre su pérdida. Un momento de profundo dolor que puede provocar estrés en el día a día de los dolientes y también en la convivencia. En este artículo analizaremos cómo el duelo puede influir en las dinámicas del grupo familiar y en la convivencia.

En ese sentido, las personas que cohabitan en la misma casa (familias, parejas, hijos…), afrontan el proceso de pérdida desde dos esferas: individualmente y cómo grupo y esto puede conllevar episodios significativamente estresantes.

Situaciones que generan estrés en el grupo familiar y la convivencia

Continue reading

Los cuatro tipos de culpa que afectan al proceso de duelo

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

La culpa es un sentimiento natural en el duelo y la mayoría de las personas la experimentan durante este proceso. Por definición, es la sensación de haber fallado por acción u omisión al ser querido, de haberle causado daño o haberle dado alguna muestra de desamor.

Ya sea la culpa real, irreal, fantaseada o exagerada, esta estará en consonancia con los valores de quien la percibe. Durante esta etapa, el doliente necesita que le facilitemos hablar de su culpa, permitirse imaginar cómo le habría gustado compensar al fallecido y también precisa de apoyo para poder elaborar una decisión de reparación.

Tipos de culpa en el duelo

Continue reading

Cómo organizar un ritual laico de despedida en casa

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

Ahora que comenzamos a retomar nuestras rutinas después de estos meses de confinamiento motivados por el Covid-19, podemos convocar y reunirnos (con las protecciones adecuadas) con nuestros familiares y amigos para hacer un ritual en honor al ser querido que ha fallecido. En este artículo vamos a proponer una sugerencia de cómo estructurar un ritual laico.

El ritual ayuda al doliente a aceptar la realidad de la muerte, permitiéndole expresar su dolor y recibir afecto en un momento tan doloroso. Es una celebración para rendir homenaje al fallecido, centrada en su vida y el objetivo del acto es cumplir con su voluntad y la de sus familiares.

No hay normas establecidas sobre cuándo debe realizarse el ritual. Si se celebra cercano al fallecimiento, el doliente estará más aturdido y se beneficiará del calor y la compañía de su entorno. Cuando se lleva a cabo meses después, el doliente podrá estar más consciente y con más capacidad para participar, expresando nuevos significados que ha encontrado en su proceso de duelo.

Continue reading

Y ahora que ha fallecido, ¿qué hago con sus cosas?

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

A menudo las personas en duelo se preguntan cuándo deben desprenderse de las pertenencias de un ser querido que ha muerto. La duda de cuándo recoger, regalar, tirar o recolocar las cosas del fallecido suele preocupar al doliente: ¿Me perjudica, es malo que aún no lo haya hecho? ¿Si han pasado meses desde su fallecimiento, tendría que empezar ya?

Sin embargo, el hecho de recoger sus cosas y decidir qué hacer con ellas es un proceso que no se puede forzar o empujar, si el doliente aún no tiene fuerzas para hacerlo. No hay normas sobre cuándo es el mejor momento para afrontarlo o cuándo alguien se está retrasando. Cuando una persona está en duelo, su mundo interno y el mundo externo van a diferentes velocidades. El doliente debe escuchar cuál es su velocidad ahora y actuar respetándola.

Implicaciones de los objetos en el duelo

Fíjate en tu cuerpo y nótalo: ¿Qué te pide tu cuerpo al ver sus pertenencias? ¿Soltarlas o aferrarte a ellas? Puede que sientas consuelo y dolor al mirar sus cosas, tocarlas… O, por el contrario, sientes tanta rabia al verlas que te desharías de ellas al instante. También puede ocurrir que quieras guardar sus objetos para siempre, no aceptar lo ocurrido y negar la realidad del fallecimiento. Continue reading

El duelo en tiempos de Coronavirus: Consejos para el doliente y su entorno

* Nuestras condolencias a todas las personas que están afrontando la pérdida de un ser querido en este difícil contexto que vivimos.
Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

A día de hoy todos somos conscientes de que estamos viviendo una situación excepcional. La cuarentena que nos protege del contagio del Covid-19 añade más dolor a la muerte de un ser querido, sobre todo por dos motivos:

En este contexto resulta fundamental el apoyo social al doliente, ya sea a través de teléfono, vídeo-llamada… porque el duelo se supera en comunidad. En este artículo ayudaremos al doliente y a su entorno a conocer las reacciones que son naturales en el duelo, pero que pueden asustar debido a su intensidad. Sin embargo, sólo son motivo de preocupación si se bloquean en el tiempo.

Se trata de manifestaciones que van a afectar a los pensamientos, las emociones, el cuerpo y el comportamiento. Aunque intensas, son naturales y cumplen una función necesaria para ir avanzando en el proceso del duelo. Continue reading

Los duelos desautorizados: Ejemplos de pérdidas que la sociedad no comprende (II)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

En artículos anteriores hemos hablado de qué son los duelos desautorizados: aquellos que, pese a conllevar una pérdida, no reciben la misma comprensión por parte del entorno social.

Esto a menudo se debe a tabúes, prejuicios y estigmas muy extendidos en la sociedad del doliente, que repercuten en esta falta de apoyo.

A continuación abordaremos más ejemplos de situaciones en las que, con frecuencia, el doliente no suele recibir el mismo apoyo que cuando se trata de una pérdida aceptada socialmente.

El aborto espontáneo y provocado es una pérdida no reconocida

En general, cuando una mujer sufre un aborto espontáneo, la preocupación se centra únicamente en su salud. Es importante la información médica: saber si podrá volver a quedarse embarazada, por ejemplo. Pero no se debe minimizar la pérdida con optimismo, hablando del futuro y de que se pueden tener más hijos. Continue reading

Los duelos desautorizados: Qué son y cómo afrontarlos (I)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

La muerte de un ser querido que ha sido significativo en tu vida siempre es un impacto doloroso, aunque no compartieras parentesco con él. Si además su pérdida se produce en circunstancias tan traumáticas como un suicidio, una sobredosis, un accidente al volante… O especiales, como en el caso del duelo perinatal -haya sido un aborto espontáneo o provocado- esto también requiere una elaboración del duelo, porque el impacto que tiene sobre el doliente es el mismo.

En este artículo abordaremos los duelos desautorizados: aquellos que, pese a conllevar una pérdida, no reciben la misma comprensión por parte del entorno social.

Para elaborar el duelo el doliente necesita de su entorno social, de personas que entiendan su tristeza y que estén dispuestas a escucharle con un contacto cálido y comprensivo. Es necesario expresar las emociones y poder hablar de la persona perdida, sean cuales sean las circunstancias de su muerte, controvertida o no. Si el doliente recibe esta ayuda, la recuperación será mejor.

El duelo se supera en comunidad

En cada cultura existen normas, prejuicios y estigmas sobre qué apoyos hay que dar al doliente, dependiendo de qué tipo de muerte se trate, y también en función del tipo de vinculación con el fallecido. Vamos a ver algunos duelos que no son apoyados socialmente: Continue reading

Cómo funciona el objeto de vinculación en el duelo: Un caso real

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

Recientemente explicábamos qué son los objetos de vinculación. En el siguiente artículo vamos a exponer el caso de una doliente que llevó a cabo un proceso terapéutico de duelo con apego a varios objetos de vinculación. El primero era la urna con las cenizas de su ser querido, aunque en otro caso puede ser cualquier objeto al que el doliente le otorgue las mismas cualidades.

Llamemos X a una mujer de cincuenta y siete años, casada, con dos hijos, cuyo hermano fallece a los cincuenta años (“Era mi mejor amigo, con quien podía hablar. Le cuidé cómo a un hijo”). Durante su enfermedad, X cuida de su hermano, le pone un dormitorio en su casa y comparte con él cada día de su convalecencia.

Apego al objeto de vinculación

Cuando su hermano muere, X piensa en enterrar la urna con sus cenizas en un lugar especial para él: a la sombra de un árbol, en una finca familiar, un lugar muy querido para su hermano. Sin embargo, la mujer posterga esa decisión y mientras tanto, coloca la urna en el dormitorio en el que tantas horas había compartido con su ser querido.

Es entonces cuando comienza a desahogarse ahí, a calmar su dolor entrando en el dormitorio a conversar con él, igual que cuando estaba vivo. Y eso le calma. Al expresar este hábito en palabras, X no dice: “Imagino que hablo con él, porque recuerdo cómo era, pienso en qué me diría…”, sino que dice: “Hablo con él. Él está bien ahí, en su dormitorio”. Continue reading

El duelo y los objetos de vinculación

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

Un objeto de vinculación no es lo mismo que un recuerdo. Cuando fallece un ser querido, mucha gente conserva para sí algún objeto que le pertenecía. Sin embargo, lo que representa el objeto de vinculación es al propio difunto.

Esta acción viene a simbolizar cierto triunfo sobre la muerte que ha hecho desaparecer el cuerpo del ser querido: mediante el objeto de vinculación, el doliente recrea una relación externa con su ser querido. Pero la parte externa ya no existe, el cuerpo murió.

Los objetos de vinculación son un obstáculo para poder llegar a decidir el final del proceso de duelo. El doliente crea una seudofantasía en lugar de aceptar la realidad de la muerte y la necesaria despedida del cuerpo físico del ser querido.

La aceptación de la pérdida

Elaborar el proceso del duelo consiste, entre otras tareas, en ir creando una conexión perdurable, un vínculo interno con el ser querido que ya no está, de manera que dicho vínculo nos permita volver a vivir una vida plena y con ilusión.

Sin embargo, el lazo que establece el doliente con el objeto de vinculación es externo en lugar de interno. Para el doliente es muy importante saber en todo momento dónde está el objeto y, si lo pierde, siente una terrible angustia, pues es como haber perdido el cuerpo de su ser querido. Continue reading

Superar el duelo: Cuando fracasa el entorno social

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

La pérdida de un ser querido es casi siempre un acontecimiento dramático, tanto si la persona que fallece llevaba enferma mucho tiempo, como si la muerte es repentina o se trataba de un pariente de edad muy avanzada. La desaparición de una persona que ha sido significativa en nuestras vidas nos llena de vacío y dolor.

Cuando estamos atravesando un duelo, necesitamos buscar el acompañamiento de personas de nuestro entorno que entiendan nuestra tristeza, que sepan escucharnos, con las que podamos compartir esta experiencia, expresar nuestras emociones y hablar de la relación perdida.

Hablamos de personas que, desde el respeto a nuestra experiencia subjetiva, nos ayuden a encontrar alivio y a comprender lo sucedido. Esta necesidad de contacto se convierte en una necesidad psicológica y casi fisiológica para el ser humano enfrentado a la muerte.

El duelo se supera en comunidad

Si el doliente recibe esta ayuda, la recuperación va a ser mejor, pero, si no se recibe este apoyo, si el entorno no es capaz de reconocer y validar su sufrimiento, de ayudarlo a expresar sus necesidades, si no recibe el contacto cálido y comprensivo de sus allegados, sus sentimientos de inadecuación pueden acrecentarse.

A un nivel profundo, el doliente puede llegar a sentirse culpable de no estar haciéndolo bien. A medio plazo puede incluso llegar a sentir vergüenza de sus propios sentimientos y del hecho de necesitar ayuda.

Todos estos sentimientos añaden más dolor al duelo. Para el doliente, la ausencia de comprensión que percibe en su entorno constituye una nueva pérdida, provocada por los fallos de apoyo continuos de la familia, los amigos y los conocidos. Continue reading