Cómo atender el duelo de las personas con discapacidad (II)

Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil de FMLC

 

© MalagónAbordamos de nuevo este tema, del que ya hemos hablado en artículos anteriores ya que, a pesar de su importancia, no siempre se le dedica la atención que se merece.

Hoy nos centraremos en aquellos factores que pueden ser determinantes a la hora de desarrollar un duelo complicado en las personas con discapacidad intelectual, es decir: los factores considerados de riesgo para este colectivo que deben ser tenidos en cuenta por los profesionales que les rodean y sus familiares:

Pérdidas bruscas e inesperadas

Cuanto más brusca sea la pérdida de un ser querido, peores van a ser las consecuencias sobre esta población, pero no hay que olvidar que, dada su baja comprensión, a menudo las personas con discapacidad no pueden prever una muerte, aunque ésta corresponda a una situación natural por edad avanzada.

Por esta razón, deberemos tomar como inesperadas todas las pérdidas no predecibles y temer una reacción complicada.

Falta de apoyo percibido o traumas acumulativos

Esto hace referencia a la pérdida de apoyos durante el duelo. Esta situación se da cuando el entorno no es capaz de dar apoyo suficiente al doliente discapacitado, bien porque lo consideran incapaz de expresar y compartir el dolor, porque no hay empatía con él o por el papel que ocupa el doliente en la relación familiar.

Otras pérdidas asociadas pueden ser la de la vivienda donde desarrollaba su vida habitualmente por la muerte del cuidador principal, la pérdida del estatus, de las actividades habituales…

Continue reading

Cómo atender el duelo de las personas con discapacidad intelectual

Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil de FMLC

 

En la Fundación Mario Losantos del Campo a menudo atendemos casos de familias que han perdido un ser querido -o están próximas a sufrir una pérdida- y uno de sus miembros tiene una discapacidad intelectual. En esa situación, la familia no sabe cómo abordar el tema con él, tiene dudas sobre si su duelo es normal y forma parte de lo esperado, o si se está complicando. Por esta razón, se hace necesario tener alguna referencia que puedan seguir las familias que se encuentran en estas circunstancias.

La esperanza de vida de las personas con discapacidad ha crecido en los últimos años. En general están al cuidado de sus padres, con quienes suelen tener un vínculo especial. Por ello, es común que sufran distintas pérdidas asociadas a la nueva esperanza de vida. Incluso es probable que sobrevivan a sus progenitores. Por este motivo, hemos considerado necesario dedicar un artículo a las claves del duelo de las personas con discapacidad.

El duelo en cada etapa evolutiva

En el proceso de duelo, las personas con necesidades especiales pasan por unas etapas parecidas a las personas sin discapacidad, pero en estos casos debemos fijarnos más en las etapas evolutivas en que se encuentran que en la edad concreta:

  • Primera etapa. Las personas con discapacidad experimentarán una vivencia que, con el tiempo, se asociará con la muerte o ausencia de alguien. Serán conscientes de la no existencia o no presencia de la persona fallecida.
  • Segunda etapa. Cuando se entiende que la persona no está presente, se puede entender que existe a pesar de la no presencia. Así que vivirán la muerte como algo lejano, que sucede en determinados lugares y circunstancias, hacia las que experimentarán miedo.
  • Tercera etapa. Se entiende la muerte como una disminución de actividades del cuerpo. Y, en ese momento, es cuando toman conciencia de que les puede afectar a ellos.

Continue reading