Factores que provocan el sentimiento de culpa en el duelo (II)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

 

En el anterior artículo abordamos la segunda tarea del duelo, que consiste en elaborar las emociones asociadas a la pérdida, y exploramos los distintos motivos por los que surge el sentimiento de culpa del superviviente o cuidador, y cómo afrontarlo.

En este nuevo post analizamos varias causas más que pueden motivar la sensación de culpabilidad durante el duelo, un sentimiento que, si no se elabora adecuadamente, puede añadir más dolor al proceso y bloquear el duelo.

Estas son algunos factores frecuentes que provocan su aparición:

Las decisiones que debemos tomar cuando el ser querido enfermo no puede

Cuando un ser querido sufre una enfermedad grave y no puede valerse ya por sí mismo, a menudo le corresponde a sus familiares cercanos tomar decisiones delicadas, como sedarle para evitar el sufrimiento y acelerar la muerte, desenchufar la máquina que lo mantiene con vida, etc.

¿Sabemos cuál era su voluntad? Ajustarnos a su voluntad, cuando sea posible, nos serena. Cuando no conocemos la voluntad del ser querido, es importante preguntarnos por qué y para qué hemos tomado esa decisión. Seguro que la respuesta es que la decisión era beneficiosa para la persona enferma y la decisión fue por amor.

Sin embargo, después de su muerte, lo que decidimos por amor, ahora nos lo cuestionamos desde el miedo, con culpa, como algo cuestionable o mal hecho.

Los asuntos inconclusos de la relación

A menudo, en muchas relaciones existe una parte no resuelta, la parte oscura. Es difícil mantener todas las relaciones limpias, sin conflicto, al día, sin rencores… Continue reading

Factores que provocan el sentimiento de culpa en el duelo (I)

Rosa Sánchez, psicóloga de FMLC

 

Según el psicólogo y reconocido experto en duelo William Worden, para elaborar el duelo es necesario que el doliente lleve a cabo cuatro tareas:

En este artículo vamos a centrarnos en la segunda tarea, la de elaborar las emociones asociadas a la pérdida, y abordaremos en concreto por qué surge y cómo afrontar el sentimiento de culpa del superviviente o cuidador.

Cuando el ser querido está enfermo y sabe que va a morir

La psicóloga suizo-estadounidense Elizabeth Kübler-Ross estudió los estados por los que pasa un enfermo cuando le comunican la noticia de su muerte irremediable: negación, ira, depresión, negociación y aceptación. Cuando se da esta situación, puede ocurrir que el enfermo viva la experiencia con serenidad y ocupe el tiempo que le queda en despedirse de sus seres queridos, dejar sus asuntos arreglados, etc.

Otras personas, en cambio, pueden optar por ocultarlo o negarlo para no apenar a su familia y porque son incapaces asumirlo. En ese caso, el cuidador puede comprender esta dificultad o puede enfadarse porque necesita compartir esos últimos momentos sin disimular. Si se produce ese enfado, es muy probable que tras la muerte del ser querido el cuidador se sienta culpable por haber sentido ira hacia el enfermo. Continue reading

Superar el duelo: Cuando se instala la culpa

Pilar Pastor, psicóloga de FMLC

 

FMLCEl sentimiento de culpa en el duelo tras la muerte de un ser querido es una emoción habitual en la experiencia del doliente.

Cuando esta emoción se instala y se bloquea, se convierte en el centro del proceso de duelo, complicando su elaboración y convirtiéndose en una de las emociones más difíciles de abordar en la terapia.

Las falsas creencias sobre el duelo

En el duelo, la culpa se relaciona con algo que ha ocurrido y que el doliente considera irreversible. Este sentimiento viene acompañado de angustia, irritabilidad y tristeza. La autoimagen de la persona en duelo se resiente y el pensamiento está ocupado principalmente por los hechos concretos por los que se culpabiliza el doliente.

En ocasiones, la culpa que aparece en el duelo se sustenta en ideas irracionales -pero muy extendidas-, como por ejemplo: “A él no le gustaría que sufrieras” o “Si no lo superas, no dejas descansar al fallecido”. Esta clase de afirmaciones favorecen que el doliente se sienta culpable por no superar rápido su dolor, o por llorar, o por sentirse triste.

El sentimiento de culpa del superviviente

A medida que se desarrolla el proceso de aceptación y asimilación de la pérdida, se van disipando la sensación de culpa, o los autorreproches que el doliente se hace por disfrutar, o por volver a hacer cosas que se habían dejado de lado tras el fallecimiento del ser querido, incluido el sentimiento de culpa por seguir viviendo. Esto ocurre cuando se va asimilando la aceptación de la realidad de la muerte.

En las terapias es frecuente observar esa sensación de culpa, por ejemplo, en los padres que sobreviven a sus hijos, como si no tuvieran derecho a vivir. Durante la elaboración de su duelo y conforme aceptan lo que ha ocurrido, vuelven a darse permisos y se dan cuenta de que el dolor no es el único camino para echar de menos a quien han perdido.

Continue reading

Cuando sentimos culpa por volver a ser felices tras el duelo

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

FMLCAunque el duelo sea una experiencia única con matices irrepetibles, a lo largo de nuestra experiencia laboral hemos encontrado una vivencia común a casi todos los dolientes.

Esta vivencia consiste en la dificultad que encuentran muchos de ellos en volver a disfrutar de las cosas o sentirse bien sin experimentar culpabilidad, tras la muerte del ser querido.

Los esquemas mentales y la elaboración del duelo

El duelo es una experiencia universal, que se ciñe a una cultura determinada y que se ve influenciado por el grupo -o grupos- al que pertenecemos, el cual representa el apoyo social. Así pues, el marco social en el que se enmarca la vivencia del duelo modela la experiencia.

Todos disponemos de esquemas mentales que nos ayudan a predecir cómo serán nuestros acontecimientos vitales más importantes. De hecho, todos tenemos una idea preconcebida de cómo son las bodas, cómo son los nacimientos y, también, de cómo es el duelo, cuánto dura, cuánto duele… todo ello sin necesidad de contar con una formación específica al respecto.

Falsas creencias que complican el duelo

Cuando participamos en los distintos ritos funerarios recibimos mensajes como, por ejemplo: “Mi tía perdió a un hijo y no se recuperó nunca”, o “El tiempo lo cura todo”, etc. Son mensajes que, junto a otros muchos, vamos incorporando a nuestro esquema sobre el duelo, que nos sirve de primera guía cuando atravesamos el duelo por primera vez.

Y ahí viene el principal problema, porque estos mensajes proceden de experiencias únicas y, como ya hemos dicho en otras ocasiones, en el duelo no existen normas universales, sino tan sólo generales. Tratar de ponerle coto al dolor o normativizarlo puede complicar el proceso, alargándolo o intensificándolo.

El dilema emocional de las personas en duelo

De lo explicado anteriormente, concluimos que el doliente se encuentra luchando entre dos necesidades:

  • • La de no sufrir, porque de forma innata el ser humano se acerca a lo que le produce placer y se aleja de lo que le produce displacer.
  • • La de llevar a término un duelo “digno”, conforme a lo que se espera de nosotros.

Continue reading