El duelo y las supersticiones

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

Muchas de las consultas que nos llegan a través de este blog se basan en supersticiones relacionadas con la muerte de un ser querido. Por este motivo, consideramos importante dedicar un artículo a este tema, debido al interés que despierta y la importancia que tiene para muchas personas.

Cultura y superstición

Si consultamos un diccionario, el término “superstición” se define como “una creencia contraria a la razón que atribuye una explicación mágica a fenómenos naturales”. En lenguaje coloquial, la superstición tiene que ver con lo irracional o lo no científico. En ese sentido, hay determinadas culturas que están más cercanas a la superstición que otras.

Los miembros de estas culturas tienen una mayor tendencia a atribuir  significados “mágicos” a la muerte de un ser querido, manejan la muerte desde creencias irracionales y eso explica el diferente abordaje que tienen para enfrentarse a la muerte. En este sentido, podríamos decir que el mundo se divide en dos áreas: en Asia, África y Sudamérica se encuentran las culturas que más tienden a las supersticiones, mientras que en Europa y América del Norte hay una mayor tendencia a recurrir a explicaciones más científicas y/o racionales.

Para qué sirven las supersticiones

Desde que su origen los seres humanos hemos tratado de dar significado a las cosas que nos ocurren. Dotar de significado a una experiencia nos permite comprender mejor el mundo y nos hace sentir más seguros. En este contexto, la superstición sirve para dotar de significado a la muerte y permite a las personas procesar la pérdida de sus seres más queridos, darle un sentido a esa experiencia.

Hacer esto reduce el impacto de la muerte, nos permite acercarnos a ella, la hace menos dura. Hasta aquí el sentido positivo de las supersticiones.

Supersticiones asociadas a la muerte

A continuación enumeraremos un breve listado de las supersticiones y de las creencias irracionales más comunes asociadas a la muerte y el duelo que hemos recopilado en los últimos años:

Continue reading

Halloween: Noche de Difuntos, recordando a nuestros fallecidos

Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil de FMLC

 

La noche de Halloween es, en cierto modo, una fiesta extranjera que hace referencia a nuestra Noche de difuntos. Aunque tiene un carácter infantil y festivo, puede ser un buen momento para aprender y enseñar a los niños cosas sobre los seres queridos que hemos perdido.

Podemos aprovechar esta fiesta de dos maneras: como un evento didáctico, en el caso de que no hayamos sufrido ninguna pérdida significativa en nuestro entorno. Y, de lo contrario, si se ha producido alguna muerte en la familia, como un homenaje a nuestros fallecidos.

Explicar la muerte y los ritos funerarios

En este artículo os ofrecemos algunas ideas y alternativas, que os pueden resultar de utilidad para vivir Halloween de una manera diferente junto a vuestros hijos:

● Explicarles a los niños el origen de la fiesta: Tanto de Halloween como del día de difuntos, que se creó para recordar a los seres queridos que ya no están. El origen de su nombre viene de All hallow’s eve, que significa Víspera de Todos los Santos. Así que podemos explicarles a los niños que, cuando hacemos referencia a eso, hablamos de las personas que han muerto. Les contaremos algunos conceptos básicos sobre la muerte que ya hemos revisado en artículos anteriores.

● Disfraces: Podemos aprovechar la temática de los disfraces para explicar los distintos sentidos que tiene la muerte y hacer hincapié en que ésta es universal, que todos tenemos una idea sobre la muerte en la cabeza y que todo el mundo la conoce.

● Visitas a cementerios: Si vamos a hacer una visita a un cementerio, podemos llevar a los niños, explicarles el sentido que tienen los homenajes y hacer alguno en familia. El homenaje es un modo de mantener un recuerdo. No hay que buscar recuerdos tristes -aunque los haya-, sino rememorar las actividades cotidianas que se hacían con el muerto y que suelen ser agradables. Aunque nos cueste encontrarlos, a lo largo de una vida hay muchos más detalles positivos que negativos. Con los niños pueden ser excursiones familiares, un cumpleaños… o cualquier recuerdo especial que nos sirva para homenajear al fallecido.

Continue reading

Afrontar la sensación de injusticia tras la muerte de un ser querido

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

FMLC

Es común a casi todos nuestros pacientes que, en algún momento de la terapia, tienen que afrontar la sensación de injusticia por la muerte de un ser querido, manifestando que la persona que han perdido todavía tenía mucho por vivir.

No entienden por qué ha tenido que ser ahora, lo hubieran entendido más adelante, pero no ahora. Y es que generalmente la muerte nos pilla de improviso, incluso en los casos en los que se trata de una muerte anunciada: mantenemos la esperanza de que ocurra algo que cambie el destino.

Pocas personas tienen asumida la muerte como parte de la vida. Y es que, al vivir en una sociedad que vive de espaldas a la muerte, encontrársela de golpe nos rompe los esquemas que manejamos sobre nuestra existencia.

Aprender a aceptar la muerte

En un primer momento, tratamos de acoger y acompañar el dolor y la impotencia que produce esa muerte, porque es importante ponerse en contacto con esas emociones para liberarlas.

Sin embargo, casi siempre llegan a la sesión en la que les decimos que ésas son las normas de la vida: pueden parecer terribles, pero son las normas del mundo en el que vivimos, son así para todos y rebelarse contra ellas sólo produce más sufrimiento. Aunque parezcan obviedades, les explicamos que quien ha muerto es porque ha vivido y que todo el que está vivo va a morir.

La sensación de pérdida de control en el duelo

El contacto con la muerte nos produce un shock que hace tambalear los cimientos sobre los que se asientan nuestras creencias. Hemos desnaturalizado tanto la muerte, que a veces nos puede parecer irreal, que les pasa a los otros. Mantenemos la tesis de que la muerte viene con los años, o con la imprudencia, y que si mantenemos una vida saludable moriremos ancianos.

Sin embargo, lo cierto es que vivimos en un mundo azaroso donde no podemos controlar todos los factores que pueden influir en la muerte. Vivir una vida saludable es mejor para que los años que se vivan tengan la mayor calidad posible, pero no garantiza que la muerte desaparezca.

Compartimos con nuestros pacientes la idea de que lo ideal sería morir muy ancianos pero, por desgracia, esto no siempre es posible. Asimilar e integrar esto en nuestra vida nos libera de una lucha desigual que no vamos a ganar nunca.

Continue reading

Duelo y fe

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

FMLCDenostada por unos y ensalzada por otros, la fe, como no puede ser de otra manera, aparece rodeada de un halo de misterio. Muchas personas se plantean cómo influye la religión en la superación del duelo. Por esta razón, en este artículo analizaremos algunos de los interrogantes que la fe nos plantea en el contexto del proceso de duelo.

Antes de continuar, es necesario dejar claro que la fe nos plantea preguntas a las que no podemos dar respuesta. Al fin y al cabo en eso se basa la fe, en creer sin evidencias, sino no sería fe, sería ciencia.

La fe como apoyo frente al dolor

La fe puede ser un refugio para quienes han perdido un ser querido, teniendo en cuenta que una de las promesas que nos hace la religión católica (la más extendida en nuestro país) es que nos reencontraremos con nuestros seres queridos cuando muramos y que la persona fallecida está en un lugar mejor.

Para muchas personas, la fe es un apoyo muy importante. En nuestra experiencia como psicólogos, hemos comprobado que la fe es un bastión que permite aligerar el dolor a las personas creyentes. Hay quienes, ante una pérdida, se aferran a la fe como una tabla de salvación, y esto les aporta sosiego y serenidad.  Sin embargo, también hay personas que no son creyentes y este factor no les resulta imprescindible para superar el duelo.

Como todo, si interpretamos la fe de un modo rígido, se puede complicar la aceptación de la muerte, porque hay mensajes que pueden parecer contradictorios, aunque en realidad no lo son.

Continue reading