Preguntas sin respuesta (II): ¿Hasta cuándo nos duele el duelo?

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

FMLCTras la pérdida de un ser querido y, a la hora de superar la pérdida, mucha gente se pregunta: “¿Cuánto dura el duelo?” o “¿Hasta cuándo me voy a sentir así?”.

Hay incluso quien se plantea la siguiente cuestión: “¿Termina alguna vez el duelo?”.

Cuánto dura el duelo

Los estudios afirman que, de media, el duelo puede durar entre uno y dos años. Casi todos ellos coinciden en que lo que ocurre en los tres primeros meses tras el fallecimiento del ser querido es normal. Es el caso del Inventario de Duelo Revisado de Texas, que se aplica a mayores de 14 años cuyo ser querido ha fallecido en un período no inferior a 3 meses ni superior a 3 años.

Sin embargo, esta herramienta no es un instrumento clínico en sí mismo y, por lo tanto, tan sólo mide duelo a secas, mide la intensidad de un duelo sano, pero no discrimina entre duelo patológico y duelo normal. De todas formas, existen otras herramientas terapéuticas para medir el duelo, entre las cuales resulta fundamental la entrevista clínica. El mismo Worden habla de la existencia de doce pistas, o síntomas, del duelo complicado que pueden ser valoradas por el profesional y son indicativas de duelo patológico.

La voluntad del paciente en el duelo

No hay que olvidar, por otro lado, que la duración del duelo tiene que ver con una decisión personal. Casi siempre hay momento en el proceso de duelo, y especialmente en terapia, en el que el paciente debe averiguar si quiere seguir estando en duelo o no. No está en nuestras manos decidir cuándo morirán nuestros seres queridos, pero sí lo está decidir si se consulta o no a un especialista, si se acude o no puntualmente a las sesiones, o qué hacer con las cosas que pertenecían al fallecido.

Este hecho, que la continuidad del duelo dependa de nuestra decisión, permite recobrar en cierta medida la sensación de control que se pierde con la muerte de un ser querido, porque el duelo está trufado de pequeñas y grandes decisiones, de cuyo resultado depende que el duelo progrese o se enquiste. Así que, en rigor, conviene aclarar que los plazos de duración del duelo son meramente orientativos y que no podemos saber exactamente cuánto dura, ya que esto depende enormemente de la decisión que adopte cada uno.

Continue reading

Un blog sobre el duelo: ¿Y por qué ahora?

 Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

FMLCExisten en la red multitud de blogs: hay una lista de los bloggers más famosos a los que los escritores noveles escriben para que reseñen sus libros, e incluso bitácoras con más seguidores que cualquier grupo de música. Ahora la pregunta es: ¿tendrá hueco este blog en el universo virtual?

Hay razones sólidas para crear un blog sobre el duelo: la primera es que debe existir un espacio en el que abordar una realidad que es universal, como lo es la muerte y, consecuentemente, el dolor que produce la pérdida de un ser querido. El motivo por el cual hemos elegido este formato para alzar la voz es que actualmente éste es el medio de expresión más potente. Y es que si nuestra entidad, la Fundación Mario Losantos del Campo, hubiera nacido en la Edad de Piedra, hubiéramos grabado un monolito.

¿Cómo nos afecta el duelo?

Nuestra segunda razón para crear este blog son los siguientes datos: si tenemos en cuenta que sólo en el año 2010 fallecieron en España 382.047 personas, y que cada muerte puede llegar a afectar a una media de 128 supervivientes, resulta evidente que el número potencial de personas afectadas por un duelo es elevado y, por lo tanto, también lo es la cifra de usuarios que encontrarían útil un blog sobre este tema. En el fondo buscamos dar respuesta a una necesidad social: hablar más sobre el duelo.

Está científicamente documentado que un duelo complejo puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y, en el caso de los viudos, incluso puede incrementar en un 50% la probabilidad de muerte durante el primer año de duelo. En resumen, conocer las características del duelo normal y complicado resulta vital para la salud física y emocional de las personas que atraviesan este proceso, ya que no detectar a tiempo un duelo difícil puede tener implicaciones severas para la salud, tanto física como psicológica*.

Continue reading