Cuando volver a las aulas te cambia la vida

Cuando volver a las aulas te cambia la vida

En la sociedad actual, asistimos con desasosiego a un problema que lastra las expectativas de futuro de un segmento importante de la población juvenil: sin estudios, ni perspectivas de trabajo, muchos jóvenes se enfrentan al aislamiento social y económico. Ofrecerles una ventana desde la que encauzar su trayectoria profesional, a la vez que se impulsa su desarrollo personal, implica una nueva oportunidad para ellos y propulsa un cambio de rumbo en sus vidas.

Actualmente, en España la tasa de paro entre los jóvenes de entre 20 y 24 años que no han concluido el Bachillerato es del 43%, una cifra que se dispara hasta el 61% si no han llegado a terminar la ESO, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En un mercado laboral cada vez más competitivo y especializado, estos chicos se encuentran en una situación muy frágil: con muy pocas posibilidades de acceder a un empleo, el riesgo de que acaben sufriendo exclusión crece a medida que cumplen años sin encontrar una salida profesional.

Suelen ser jóvenes que arrastran un largo historial de fracaso escolar: con ausencia de referentes, falta de motivación, familias desestructuradas o que no disponen de tiempo para atenderlos cuando empiezan a manifestar problemas, estos chicos y chicas sienten una gran desconfianza hacia el futuro y un profundo desinterés por lo que se les ofrece en las instituciones educativas.

Un problema a largo plazo

Tienen mermada la posibilidad de realizar actividades y adquirir productos, lo que limita sus relaciones. También están privados de la red social que proporciona el mundo laboral y educacional. Como consecuencia, pueden sufrir efectos tan graves como el aislamiento, la desafección social o la desconfianza en la sociedad.

Su principal necesidad es estudiar y formarse para conseguir un empleo, pero no menos importante es que recuperen la autoestima, sientan que sirven y que su vida tiene sentido. Es necesario proporcionarles una formación integral que les permita mejorar sus habilidades sociales, para que puedan integrarse plenamente en la sociedad y no sólo obtener un empleo.

La mayoría de estos jóvenes se encuentran en una espiral de la que consideran difícil salir, sin embargo, esta labor es posible a través de proyectos enfocados no sólo en mejorar su empleabilidad, sino también a mejorar su motivación y perspectivas de futuro.

FMLC, en colaboración con la Asociación Norte Joven, trabaja por ofrecer una nueva oportunidad a estas personas, a través de una educación integral. El poder transformador que tiene la educación y el mero hecho de apoyar a un joven que decide retomar los estudios puede transformar su vida para siempre.

Haz click para descubrir este proyecto

Selector de proyectos

Selecciona cualquier tema de los siguientes y descrubre nuestros proyectos… ¿Qué tipo de proyecto te interesa?

Cómo colaborar

Si quieres colaborar con nuestros proyectos, haz click aquí.

Suscríbete a nuestra newsletter

FUNDACIÓN MARIO LOSANTOS DEL CAMPO tratará sus datos para el envío de newsletter basado en el consentimiento que muestra al pulsar el botón “enviar”. No están previstas comunicaciones de datos ni transferencias internacionales de datos. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación y supresión de los datos, así como otros derechos, tal y como se explica en la Política de Privacidad.