Una escultura para el Hospital Infantil Niño Jesús

El arte no cambia nada, te cambia a ti.
David Lynch

Una moto haciendo una cabriola en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús. La mezcla de colores y sus delicadas líneas nos transportan a otro escenario, uno en el que un bloque de madera cobra vida y nos hace sentir la emoción del motorista, el viento en su cara y el rugir de su motor.

Por un instante, traspasamos la frontera de unas puertas imaginarias y nos vemos surcando un trayecto luminoso, el azul de las llantas nos traslada a la orilla del mar, el verde de su abrigo a las montañas. El arte se convierte en un hechizo que transforma nuestras emociones y nos dejamos llevar.

Así comienza esta travesía, una pieza única de Kiko Miyares que cautiva llenando de asombro, sorpresa e ilusión a quien la contempla. La presencia de esta obra -que hace pocos días nuestra entidad entregó como obsequio al hospital- abre un abanico de emociones, inspirando y desafiando los sentidos tanto de los pequeños pacientes como de los profesionales sanitarios que allí trabajan.

Ese es nuestro deseo: generar a quien descubra esta pieza una sensación mágica. Esperamos que las formas, tonos y sutil belleza de esta singular obra trasladen la energía que emana, abriendo una ventana de luz e ilusión a los niños y trabajadores de este centro sanitario.

La nueva vida de Esekon

Hace algo más de un año, los enfermeros de nuestra clínica móvil conocieron a Esekon, un niño de diez años del poblado de Kokuro, que presentaba una importante inflamación en el cuello. En un primer momento creyeron que sería una adenitis -un ganglio inflamado- causada por una posible tuberculosis, y le trasladaron al centro médico de Lodwar con el fin de examinarlo. Sin embargo, el diagnóstico fue más grave de lo que creían: el bulto era en realidad un tumor cancerígeno.

Comenzaba así una cuenta atrás para salvar la vida de Esekon que desde entonces nos ha mantenido en vilo. Los responsables de la misión de Todonyang llevaron al niño al hospital de Eldoret, a 600 kilómetros de su hogar, donde los análisis revelaron que padecía un linfoma de Hodgkin. Enseguida comenzó un tratamiento de seis meses de quimioterapia que dio buenos resultados y, a principios de este año, Esekon comenzó a recibir radioterapia.

Dos buenas noticias

Como en el hospital se aburría, porque nadie más aparte de su madre hablaba la lengua Turkana, el pequeño decidió a aprender por su cuenta el idioma swahili para poder charlar con los enfermeros y médicos que le trataban. Con once años recién cumplidos, es un niño inteligente y curioso, al que la enfermedad ha hecho madurar. Finalmente, esta semana hemos recibido dos noticias felicísimas: tras concluir su tratamiento Esekon está completamente curado y, a partir de ahora, su mayor deseo es estudiar en una de las guarderías que coordina la misión de Todonyang, donde aprenderá un tercer idioma, inglés, y además nuestro enfermero podrá hacer seguimiento de su salud.

Mientras su madre ultima los preparativos para trasladarse a Todonyang con sus otros dos hijos pequeños, nos ha dicho: “Estoy muy contenta y muy agradecida con todo el apoyo que nos habéis dado. Ha sido un tratamiento largo y costoso que no hubiéramos podido seguir sin vuestra ayuda. Si no fuera por vuestra clínica móvil, mi hijo habría muerto. Gracias”. Este 26 de julio dará comienzo el nuevo curso en Turkana y también, la nueva vida de Esekon y su familia.

Buena suerte, pequeño.

 

Quiero colaborar con este proyecto

Vidas cambiadas en Malaui: La historia de Mary

A través del conmovedor testimonio de Mary, una de las beneficiarias de nuestro programa de asistencia a ancianos en Benga, queremos acercaros a la labor humanitaria que llevamos a cabo en esta comarca de Malaui.

«Hace muchos años, mi marido y yo nos mudamos a Benga. Dejamos atrás a nuestros parientes y, buscando tierras más fértiles, nos establecimos en el poblado de Mtambe. Los años fueron pasando, tuvimos once hijos, pero tan solo uno sobrevivió, aunque por desgracia tiene problemas con el alcohol y sus visitas son escasas. Ahora ya somos mayores y débiles, y solo tenemos un pequeño terreno para labrar. Gracias a la ayuda del proyecto de Asistencia a Ancianos, los alimentos y cuidados que recibimos nos mantienen fuertes y, desde que nos disteis un nuevo hogar, ya no dormimos sobre el suelo húmedo.

El pasado mes de noviembre estuve varios días muy enferma. Sin dinero y sin nadie a quien acudir, ninguna de las hierbas tradicionales que probé funcionaron. Toda la gente de mi entorno pensó que no saldría adelante. Mi esposo estaba desconsolado y lloraba  al ver que mi estado se agravaba y que parecía a punto de morir. Como no tenemos teléfono, ni ningún medio de comunicación moderno, él le pidió ayuda a un vecino, y éste caminó kilómetros y kilómetros para informaros de que vuestra amiga (yo) se estaba muriendo.

Inmediatamente enviasteis un vehículo para trasladarme al hospital. Mis vecinos no creían que valiera la pena, ya que me consideraban “incurable”, pero vosotros nunca os disteis por vencidos. Me visitasteis y cuidasteis durante mi hospitalización. Y, varios días después de recuperarme, os encargasteis personalmente de llevarme de vuelta a casa. Ese día, di gracias a Dios por prolongar mi vida a través de vosotros, deseo que bendiga a todos aquellos que apoyan vuestra gran labor.

Como si eso no fuese suficiente, os pedí una bolsa de fertilizante y también me disteis el dinero que necesitaba para adquirirlo. A medida que me iba recuperando lentamente, mi marido y yo labramos el terreno, usamos el abono y cultivamos maíz. Hoy me alegra contaros que hemos conseguido cosechar 15 sacos de maíz (750 kg) y hemos decidido regalaros dos de ellos y una gallina. Podéis utilizar una parte en vuestra misión y el resto destinarlo a salvar otra vida, como hicisteis conmigo. De no ser por vuestro programa y vuestras acciones, seguramente no habría sobrevivido ni tendríamos esta cosecha.

Que Dios os bendiga».

 

Quiero colaborar con este proyecto

7º Curso on-line de Intervención en Duelo

Ya puedes inscribirte en la 7ª edición de nuestro Curso on-line de Intervención en Duelo, que dará comienzo el próximo 20 de septiembre. El objetivo de este curso es ofrecer a los profesionales recursos y herramientas para atender el duelo complicado en todas sus etapas, ya se manifieste en adultos como en niños y adolescentes. El plazo límite para formalizar la matrícula finaliza el 16 de septiembre.

El programa del curso comprende cinco módulos teórico-prácticos que abarcan todos los aspectos del duelo y su abordaje terapéutico: desde la definición de este proceso, su tratamiento y las posibles complicaciones que pueden darse, hasta la terapia de duelo grupal e individual, las manifestaciones del duelo en niños y adolescentes, o el abordaje del duelo traumático. El programa completo puede descargarse haciendo click en este enlace.

Objetivos del curso

La Fundación Mario Losantos del Campo lleva más de dos décadas profundizando en el estudio y el tratamiento del duelo, así como de las peculiaridades que adopta este proceso en cada persona. Gracias a nuestra experiencia terapéutica, somos conscientes de la vulnerabilidad que experimentan los dolientes en la sociedad actual, donde el tabú en torno a la enfermedad y la muerte se traduce en soledad, silencio y desatención de las personas que atraviesan un duelo complicado.

Este fenómeno hace que a menudo los dolientes recurran a los profesionales socio-sanitarios en busca de orientación y ayuda para superar la pérdida. Por esta razón, resulta crucial para el profesional aprender a detectar los síntomas del duelo complicado y saber cómo intervenir, a fin de que pueda dar una respuesta adecuada a esta demanda creciente.

Contenidos y programa

Nuestro Curso on-line de Intervención en Duelo ofrece al profesional los conocimientos necesarios para atender este proceso, así como herramientas que le permitan afrontar el dolor ajeno y gestionar las situaciones de gran intensidad emocional.

Esto se consigue a través de una completa combinación de exposiciones teóricas, casos prácticos y lecturas obligatorias sometidas a debate, todo ello dividido en 5 módulos teóricos que abordan desde las características del duelo complicado, hasta la terapia de grupo e individual, el duelo en menores o su abordaje en casos especiales.

Descarga el programa completo del CURSO ON-LINE DE INTERVENCIÓN EN DUELO

Alumnos y acreditación

El curso está dirigido especialmente a profesionales socio-sanitarios. Tiene solicitada la *acreditación de formación continuada de profesiones sanitarias por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, dirigida a licenciados en Medicina, Enfermería o Psicología.
La inscripción también está abierta a estudiantes de estas carreras y a alumnos procedentes de otras titulaciones, que recibirán al término del curso un diploma de la Fundación Mario Losantos del Campo certificando su realización.


*  En ediciones anteriores la Consejería de Sanidad de la CAM ha dotado al curso con 12,8 créditos de FC.

Metodología y profesorado

Cada uno de los módulos lleva una carga lectiva de 25 horas y deberá realizarse en un máximo de 5 semanas, durante las cuales el alumno analizará dos casos prácticos propuestos por las profesoras. Al finalizar cada módulo, deberá responder a una prueba escrita para evaluar los conocimientos adquiridos. También se valorará la calidad de su participación en los foros de debate del Aula Virtual.

Todos los alumnos tendrán libertad plena de horario para acceder a los contenidos del curso y a las presentaciones multimedia, de manera que puedan compatibilizar sus estudios con su jornada laboral o cualquier otra actividad. Esto también podrá facilitar el seguimiento del curso a los estudiantes que residan en países con diferentes husos horarios.

Todos los contenidos están elaborados e impartidos por nuestro equipo de terapeutas expertos en duelo -dirigido por la psicóloga Sara Losantos- que serán quienes guíen y supervisen a cada alumno en la realización de los ejercicios prácticos, así como en el análisis de casos reales que completan la teoría del curso.

Matrícula e Inscripción

El Curso on-line de Intervención en Duelo dará comienzo el 20 de septiembre de 2021 y finalizará el 22 de abril de 2022. La fecha límite para formalizar la matrícula es el 16 de septiembre.

El curso completo consta de 5 módulos teóricos y tiene una carga lectiva total de 125 horas, aunque es posible cursar sólo uno o varios módulos por separado.

·         Precio de la matrícula:

o   Curso completo:       500 €

o   Precio por módulo140 €

Descarga aquí el FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

 

  • Para más información, contacta con nosotros llamando al teléfono 91 229 10 80 ó escríbenos un email a: secretaria@fundacionmlc.org


Un año de pandemia: Nuestra labor médica en Todonyang

El año de 2020 ha supuesto todo un desafío para los responsables de nuestro dispensario Príncipe de Paz en Todonyang, Turkana. Al ya difícil reto de proporcionar atención sanitaria a las comunidades tribales que habitan esta árida región de Kenia, se ha sumado la urgencia de impedir que el coronavirus se extendiera por la región, donde podría haber causado estragos, debido a la ausencia de hospitales y a las condiciones de pobreza extrema en que viven sus habitantes. 

Por este motivo, los responsables del centro médico intensificaron las charlas sobre higiene, repartieron jabón entre la población y suspendieron algunas actividades susceptibles de provocar aglomeraciones. Todo ello sin interrumpir la infantigable labor que llevan a cabo a través del dispensario y las salidas de la clínica móvil. De esta manera, han logrado atender a un total de 6.839 personas y, por el momento, la región permanece libre de Covid-19, ya que el aislamiento territorial que históricamente ha perjudicado al desarrollo de Turkana en esta ocasión ha tenido la ventaja de dificultar la propagación del virus.

Mientras tanto, nuestra clínica móvil no ha dejado de llevar la atención médica a las aldeas más remotas de la región. En 2020 realizó un total de 84 salidas a siete áreas sanitarias diferentes, una de ellas de nueva incorporación: el poblado de Kanamkuny, situado cerca del lago Turkana. Durante estas salidas se ofrecen los mismos servicios que en el dispensario: nutrición, revisión médica mensual, cuidado prenatal y tratamiento del VIH.

Logros en salud infantil

La mayoría de las consultas que atendimos en 2020 fueron debidas a trastornos relacionados con la malnutrición, así como traslados a hospitales, embarazos y personas enfermas de VIH. El hambre es un problema endémico en Turkana y desde nuestro dispensario trabajamos intensamente para paliarlo, especialmente entre la población infantil. Así, el pasado año dimos de alta a 8 niños que en 2019 acudieron a nosotros con síntomas de desnutrición y que, tras ser atendidos, experimentaron una rápida mejoría.

Terminamos con la historia de Esekon, un niño de 9 años que llegó a nosotros muy enfermo y que pronto fue diagnosticado de cáncer. Rápidamente, lo trasladamos al hospital de Eldoret, situado a 600 kilómetros de Todonyang -a dos días de viaje-, para que pudieran administrarle quimioterapia y salvar su vida. Después de casi un año de tratamiento, el pequeño se encuentra mejor y está a punto de empezar a recibir sesiones de radioterapia. Así, paso a paso, seguiremos luchando para mejorar la vida de las comunidades más vulnerables de Kenia.

 

Quiero colaborar con este proyecto

Nuevo servicio de supervisión para psicólogos

Desde FMLC lanzamos un nuevo servicio, dirigido a terapeutas que buscan especializarse en duelo, a través del cual podrán consultar sus dudas con uno de nuestros profesionales expertos, contrastar sus hipótesis de trabajo, exponer sus casos clínicos y debatir sobre ellos para encontrar la mejor opción de intervención para el paciente.

Las sesiones podrán ser individuales o grupales, y estarán a cargo de un miembro de nuestro equipo de psicólogos, que resolverá las dudas del profesional, le permitirá contrastar sus hipótesis de trabajo y le ofrecerá alternativas de intervención si el caso lo requiere.

Este servicio está abierto a terapeutas de cualquier país, no sólo España, y las sesiones podrán llevarse a cabo por teléfono o por videoconferencia a través de la plataforma Zoom.

Haz click para saber más sobre este servicio

 

Apoyamos a las familias de El Tejar frente al Covid-19

Los últimos meses han sido complejos y han estado repletos de incertidumbre, dolor y angustia ante el avance del coronavirus. Una de las medidas que ha provocado la pandemia ha sido el cierre provisional de nuestro Centro de Educación Infantil de La Paz (Bolivia), debido a la situación de alerta sanitaria que ha alterado las rutinas y, sobre todo, ha ido mermando la calidad de vida de los habitantes sin recursos del barrio de El Tejar. Con el fin de paliar la grave situación económica que atraviesan, desde FMLC hemos puesto en marcha medidas de apoyo para ayudar a las familias de nuestros alumnos.

Las restricciones impuestas por las autoridades en Bolivia han tenido un gran impacto en la población, y sus efectos a medio y largo plazo están causando estragos entre las familias más vulnerables. En el país andino, que ha sufrido una alta incidencia de la pandemia, no existen apenas seguros o políticas laborales que garanticen a los trabajadores unos ingresos mínimos durante el confinamiento obligatorio, de modo que la pérdida generalizada de trabajo ha dejado a muchos hogares en una situación de gran precariedad. A esto se suma el estrés y la depresión provocadas por el desempleo creciente, el aumento de víctimas de la pandemia o la obligación de permanecer encerrados en viviendas a menudo demasiado pequeñas y hacinadas.

Esta circunstancia está dejando una huella de desasosiego en los padres de nuestros alumnos, pero también de esperanza. Historias en las que convergen las dificultades propias de los últimos tiempos y mensajes de fortaleza y resiliencia, como nos comenta el padre del pequeño Santiago Rafael: “Esta experiencia nos ayudó mucho a tener más conciencia para nuestras familias, para cuidarnos más y para que en el momento de reencontrarnos todos nuevamente como familia, no falte nadie”. Por su parte, la madre de Keyler nos cuenta que “de alguna forma, esta pandemia nos unió porque estábamos alejados… Convivir, relacionarme con mis hijos y disfrutar con ellos, cocinar y verlos cada día, las nuevas experiencias y poder estar al lado de mis papás, fue lo más bonito”.

Cestas básicas para las familias sin recursos

Ante esta situación tan sensible, desde FMLC hemos querido ofecer apoyo asistencial a las familias de nuestros alumnos, mediante la distribución periódica de cestas con alimentos básicos esenciales, como azúcar, arroz, fideos, leche complementaria y aceite vegetal. Además, conscientes de la importancia de mantener y extremar las medidas de higiene ante la envergadura de la pandemia, también se han incluido kits con mascarillas quirúrgicas dentro de los suministros repartidos.

Por otro lado, esta medida se ha complementado con la realización de seguimiento individualizado de los niños, mediante mediciones de peso y talla en base a parámetros estandarizados, con el fin de recomendar una dieta complementaria, saludable y accesible a los padres en caso necesario. Esto nos ha permitido realizar una evaluación continuada de los menores y reforzar el apoyo individualizado con recomendaciones que contribuyan a fomentar el bienestar de las familias.

De esta forma, esperamos contribuir a mejorar las condiciones de vida de nuestros alumnos y sus familias en este escenario tan excepcional.

“Catering Solidario” en Alcobendas, un impulso hacia el futuro

Hace aproximadamente un año, iniciamos nuestra colaboración con el “Catering solidario” de la Asociación Norte Joven de Alcobendas. Se trata de una actividad formativa dirigida a mejorar la empleabilidad en personas de entre 17 y 25 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad socioeconómica.

Enmarcada dentro del proyecto «Formación para la mejora de la empleabilidad» de nuestra área de Educación Integral y Sensibilización, esta iniciativa está alcanzando un notable impacto, contribuyendo a mejorar las perspectivas profesionales y la calidad de vida de muchas personas.

Durante este primer año de andadura -y a pesar de los condicionantes derivados de la pandemia del Covid-19-, un total de 17 alumnos han continuado inmersos en su proceso formativo, aprendiendo las técnicas y herramientas necesarias para facilitar su incorporación al mercado laboral como ayudantes de cocina.

Una apuesta por el desarrollo personal

A lo largo de estos meses, los participantes han estado adquiriendo conocimientos sobre el sector de la hostelería y desarrollando sus habilidades de forma práctica en un taller de cocina. También se ha apostado por reforzar la educación académica de los alumnos, muchos de los cuales llegaban con una trayectoria de fracaso escolar. A esto se añade la realización de diversas actividades centradas en su desarrollo, tanto en a nivel personal, como social. Todo ello con la finalidad de brindarles mayores oportunidades y propulsar sus opciones de futuro.

El carácter inclusivo ofrece un modelo de formación personalizado, adaptándose a los ritmos de aprendizaje de cada persona. Así, la formación tiene una duración aproximada de 18 meses para los alumnos más jóvenes y de 12 meses para los adultos.

Un proyecto integral y socioeducativo

A todo ello también se suma su planteamiento socioeducativo, que dota a esta iniciativa de una doble vertiente. Por una parte, busca proporcionar a los alumnos con los recursos necesarios para que tengan más posibilidades profesionales; por otra, promueve la acción solidaria a través de la distribución de los menús elaborados en el catering entre personas en situación de vulnerabilidad que vivan en Alcobendas. De esta forma, los alumnos preparan semanalmente comidas completas, saludables y gratuitas a familias que atraviesan circunstancias delicadas, al tiempo que obtienen los conocimientos y habilidades necesarios para trabajar en el sector, incluyendo prácticas y aprendizaje en servicio.

En su primer año esta actividad ha beneficiado a un total de 106 personas contando a los alumnos, su entorno y las familias que reciben los menús del catering. Unos resultados que nos animan a seguir apostando por este proyecto de futuro, que apunta a la formación y la colaboración como bases fundamentales del progreso social.

 

Haz clic aquí para saber más sobre este proyecto

 

FMLC en la «III Jornada de atención al niño que no se cura»

Este mes de febrero se celebra la «III Jornada de atención al niño que no se cura y a la muerte en Pediatría», que este año volverá a contar con la participación de la psicóloga Sara Losantos, responsable de nuestra área de Psicología de Duelo. El evento está organizado por la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla-La Mancha (SPMyCM), y se celebrará los días 16, 17, 23 y 24 de febrero.

Este evento tiene como objetivo concienciar y formar a los profesionales socio-sanitarios sobre la realidad que viven las familias que sufren la pérdida de un hijo pequeño. La psicóloga Sara Losantos formará parte del taller «Perspectivas de una muerte», que tendrá lugar el miércoles 17 de febrero a las 19:00 h. y contará también con la participación de Sonia Gil, enfermera, Sylvia Belda, pediatra, y Patricia Abruña, presidenta de la Fundación Jaime Alonso Abruña.

Además de este taller, la jornada contará con un completo plantel de profesionales y conferencias en las que se abordarán, entre otros temas, cómo ha afectado la pandemia de Covid-19 a nuestros aprendizajes sobre el final de la vida, el autocuidado y los cuidados del cuidador, los cuidados paliativos perinatales, o el acompañamiento en la enfermeda y el duelo.

Puedes consultar el programa completo aquí.

Descubre nuestra Memoria de Actividades 2019

Ya puedes descargar nuestra Memoria Anual de actividades 2019, donde te detallamos todos los proyectos llevados a cabo durante ese año, los logros que hemos conseguido, los retos superados y, fieles a nuestro compromiso de transparencia, nuestro balance económico.

Este año hemos introducido una novedad y hemos apostado por la implantación de una herramienta de medición de impactos, que nos ha ayudado a cuantificar la influencia que tiene un proyecto a lo largo del tiempo en un territorio concreto. Se trata de una nueva forma de presentar los datos que a ti también te permitirá apreciar mejor el motor que se pone en marcha y los movimientos que éste genera a partir de una sola acción.

Recuerda que también puedes consultar los logros específicos obtenidos dentro de cada una de nuestras cuatro áreas de trabajo -Psicología de Duelo, Investigación, Cooperación al Desarrollo y Educación Integral- en el link de «Indicadores y resultados» que aparece en su apartado web correspondiente.

DESCARGAR MEMORIA 2019