Lo que preocupa a los padres vs. lo que preocupa a los hijos: la protección de los niños

Patricia Díaz, psicóloga infanto-juvenil de FMLC

 

Cuando trabajamos en duelo con padres y con hijos, es habitual que las vivencias sean muy diferentes: los padres suelen preocuparse por cosas distintas a las que preocupan a los niños y eso dificulta que sus respuestas sean las que el niño necesita para calmarse y reorganizar su información.

Hay que ser conscientes de que a los adultos nos preocupan cosas distintas que a los niños. A medida que crecen les preocupan cosas similares a las de los adultos, pero en la infancia los temas que les preocupan a veces están muy alejados de la realidad que vive el adulto y no somos capaces de encontrar las respuestas adecuadas.

La preocupación de proteger a los hijos

Una de las cosas que más preocupa a los padres cuando se produce un fallecimiento en la familia es proteger a los niños, así que les dan la información con cuentagotas. En general, los adultos pensamos que cuanto menos sepan los niños, mejor. En el mundo adulto no saber implica sufrir menos, así que la creencia adulta es que lo mejor es dar el menor número de detalles posible.

Sin embargo, esta desinformación genera inestabilidad a los niños: no saben qué ha pasado y rellenan este vacío con su imaginación, llegando a generar teorías mucho más crueles que las verdaderas circunstancias que rodean la pérdida. Hay que tener en cuenta que ellos pueden encontrar todo tipo de explicaciones ante el silencio -desde las mágicas a las más terroríficas- y no pueden contrastarlas, porque los adultos no les damos la información.

Los riesgos de no decir la verdad a los niños

La actitud de no darles toda la información genera desconfianza en los niños, ya que se sienten excluidos como miembros de la familia, llegando a pensar que no son queridos y que ese es el motivo por el que se les aparta.

Si en algún momento les damos la información completa -bien porque ya consideramos que pueden entenderlo o porque tienen edad suficiente para asimilarlo-, se sentirán infravalorados y engañados, especialmente si se creyeron las primeras informaciones que les dimos, lo que podría influir en la confianza a largo plazo en el seno de la familia.

Continue reading

La música y la superación del duelo

Sara Losantos, psicóloga de FMLC

 

© MalagónAl igual que sucede con las historias de los demás, que conectan con las nuestras por asociación de ideas, lo mismo ocurre con la música y las historias que nos cuentan sus canciones.

En artículos anteriores hemos escrito sobre las distintas formas de arte y su modo de reflejar el duelo. Hemos hablado del cine, de la literatura y, en esta ocasión, abordamos la influencia de la música en el ámbito del duelo, por la capacidad que tiene este arte para conectarnos con el dolor que produce la muerte de un ser querido.

La música como canalizador del dolor

La música es profundamente evocadora y nos produce emociones muy intensas.  El amor, la tristeza y la muerte son cuestiones revisitadas de época en época por compositores y cantantes. El tema del duelo también ha sido abordado por la música. A través de las canciones tratamos de drenar el dolor, de conectarnos con ese sentimiento doloroso del que nos alejan los ruidos de la rutina diaria. La música nos conecta de una manera muy profunda con el dolor del duelo y lo hace, además, de una manera espontánea, casi sin proponérselo.

Hay quien busca la música para poder llorar y desahogarse, porque le pone en contacto con el dolor de la pérdida, mientras que otros dolientes la rehuyen por el mismo motivo. Esto no es ni bueno ni malo en sí mismo. Conectarse con el dolor de la pérdida a través de la música puede ser tan beneficioso como hacer un ejercicio de introspección o permanecer junto a la tristeza y la pena sin tratar de evitarla. La razón es que hay personas a quienes le ayuda mucho “sentir” el duelo y usan la música con este fin, para drenar, como quien ve fotografías o películas que le ayudan a estar conectado con sus emociones.

Continue reading

El exceso de medicación en el duelo

Pilar Pastor, psicóloga de FMLC

 

© MalagónSi existe una máxima en la terapia de duelo es que el duelo duele y no podemos hacer nada para evitarlo. Sólo se puede elaborar atravesándolo. Partimos de una premisa que no sólo comparten las teorías psicológicas que estudian el duelo, sino que también comparten todas las tradiciones filosóficas y espirituales.

Si investigamos un poco, todos los sabios, eruditos y filósofos occidentales y orientales hacen referencia a la necesidad de sentir y experimentar los malos momentos y los sentimientos (mal llamados negativos) para poder afrontarlos y aprender de ellos. No podemos vivir de espaldas a una emoción –en este caso, el dolor- que está siendo y se está manifestando.

Esto no es una invitación al masoquismo, ni para hacer del dolor nuestra bandera, convirtiéndonos en sufridores expertos. Pero sí hay que tener en cuenta que el proceso de duelo implica que, cuando fallece alguien a quien quiero, inevitablemente va a doler, y mucho. Y que, aunque al atravesar momentos de dolor sobrecogedor no lo parezca, tenemos recursos suficientes para afrontar lo sucedido. No podemos hacer del dolor nuestra bandera, pero tampoco podemos evitar el dolor eternamente. Por supuesto, cada caso es único y como tal debe ser atendido. Este artículo es una reflexión, no una orientación y recomendación rígida.

Los recursos para afrontar el duelo

Los recursos con los que contamos todos para afrontar el duelo tienen que ver con nuestra capacidad para aceptar la realidad, la gestión que hacemos de las emociones, la sensación de apoyo que percibimos por parte de nuestro entorno, como lo vive nuestra familia, cuidar el descanso, la alimentación, el ejercicio físico, el cuerpo, leer acerca del duelo, pasear, buscar recogimiento, escribir, estar en silencio, ordenar recuerdos, hablar de lo que pensamos, compartir,  buscar aquello que necesitemos que nos relaje, nos anime o nos cuide.

Por supuesto otro de los recursos a los que podemos acceder es la medicación. A menudo es necesaria y está más que justificada, pero a veces recurrimos con demasiada rapidez a aquello que nos libera momentáneamente de sentir nuestras emociones, cuando experimentarlas y aprender a gestionar y drenar ese dolor es una parte fundamental de la resolución del duelo.

El papel de la medicación en el duelo

Hay que procurar no recurrir a la medicación como huida y anestesia emocional del dolor, porque entonces estamos convirtiendo la ayuda en un problema. Recurriendo a la sobremedicación como recurso principal, estamos bloqueando emocionalmente el proceso.

La medicación es un recurso adecuado en muchas ocasiones. Controlada por el médico, adaptada a nuestra necesidad clínica y limitada en el tiempo, resulta de ayuda cuando las sensaciones, emociones y sensaciones físicas nos desbordan, son incontrolables y nos incapacitan para afrontar el día a día.

Continue reading

Sí, es necesario un blog sobre el duelo

Fundación Mario Losantos del Campo

 

© MalagónHace hoy poco más de dos años que estrenábamos este espacio virtual con una pregunta: «¿Por qué crear un blog sobre duelo?«. Las razones que planteábamos entonces eran sólidas: en primer lugar, percibíamos la necesidad de crear un espacio en el que abordar una realidad universal –la muerte- y explicar un proceso al que, más tarde o más temprano, todos debemos hacer frente: la pérdida de un ser querido.

¿Y por qué un blog? Para hacer nuestros contenidos accesibles a toda la comunidad hispanohablante y ofrecer nuestra guía y consejo al mayor número posible de personas, ya que el duelo es común a todas las culturas y credos. Aunque no existe un duelo igual a otro, y cada persona lo afronta de diferente manera en función de su personalidad, sus circunstancias y su entorno, no hay duda de que es un proceso natural del ser humano.

Dos años después: 8.000 visitantes mensuales

Llega el momento de hacer balance de estos primeros años de rodaje y éste no puede ser más positivo: en nuestro primer mes de funcionamiento alcanzamos casi 1.000 lectores, una cifra que fue creciendo paulatinamente, a medida que nuestro equipo de psicólogas expertas iba añadiendo artículos semanales sobre todos los aspectos que rodean e influyen en la superación del duelo.

En los últimos tres meses, nuestra audiencia se ha estabilizado en torno a los 8.000 lectores mensuales, alcanzando su pico más alto el pasado mes de noviembre, con un total de 9.198 visitantes, la mayoría de ellos procedentes de España y Latinoamérica. Entonces, ¿era necesario un blog sobre duelo? La respuesta que nos dan las cifras no puede ser más contundentes: sí.

El duelo: las preguntas más frecuentes

Cuando sufrimos la pérdida de un ser querido, la intensidad de las emociones y el dolor es tan fuerte, que a menudo creemos que nunca podremos recuperarnos de un golpe así. Pero el ser humano está preparado por naturaleza para superar la pérdida, si bien a veces, por circunstancias diversas, el dolor puede enquistarse y degenerar en un duelo complicado. Pero, sea cual sea la situación del doliente, al afrontar una pérdida surgen numerosas preguntas para las que no siempre es fácil encontrar respuesta.

Continue reading