FMLC publica una guía sobre duelo infantil

test

Su objetivo es ayudar a los adultos a explicar la muerte y el duelo a los niños.

Cuando en una familia tiene lugar una muerte, al dolor por lo ocurrido se suma la preocupación de explicar a los más pequeños qué ha pasado. Y es aquí donde el desconocimiento, las dudas de los adultos y su miedo a herir la inocencia infantil pueden acabar empeorando la delicada situación que atraviesa el menor. La reticencia a hablar de la muerte en nuestra sociedad hace que a menudo el adulto intente suavizar lo sucedido ante el niño y, en lugar de ayudarle, acabe enviándole un mensaje confuso al recurrir a estrategias erróneas como ocultar la verdad, evitar el tema o usar metáforas complejas.

Según los terapeutas de FMLC estas conductas pueden llegar a perjudicar al niño, mientras que ofrecerle respuestas claras y veraces favorece que se adapte a su nueva situación. A través de su práctica profesional, este equipo de expertos ha detectado la creciente necesidad de dotar a los adultos de recursos para que aprendan a explicar la muerte y el duelo a los menores. Y es que las estadísticas son claras: uno de cada diez niños que pierde a uno de sus padres corre el riesgo de sufrir una depresión, si su duelo no se atiende correctamente.

Una demanda silenciosa

Para prevenir estos errores y ofrecer orientación a todo aquel que la necesite, FMLC ha publicado una guía didáctica gratuita, titulada Explícame qué ha pasado, que nace con el objetivo de ofrecer estrategias y respuestas a todos aquellos adultos que sienten dudas sobre cómo abordar la explicación de la muerte y el duelo con los más pequeños. El texto completo está disponible para su descarga y puede leerse gratuitamente en este enlace.

La guía se ha editado con la colaboración de la empresa Parcesa, Parques de la Paz S.A., y nace para responder a la elevada demanda de información detectada -tanto por los profesionales de esta compañía como por los terapeutas de FMLC- entre los adultos que se enfrentan a la pérdida de un ser querido y deben comunicárselo a los niños. La publicación de esta guía se enmarca dentro del proyecto Aprendiendo a vivir, Explicando el morir, una iniciativa que busca sensibilizar a la sociedad sobre la atención a menores en duelo, y ayudar e informar a las personas del entorno de los niños sobre cómo explicarles la pérdida de un ser querido.