Conseguimos 5,5 toneladas de alimentos para Malaui

test

Hemos cerrado la 6ª edición de nuestra campaña “Alimentos para Malaui” con una excelente acogida entre los vecinos de Alcobendas, Barajas y San Sebastián de los Reyes, quienes han donado en esta ocasión un total de 5.592 kg de comida, que pronto enviaremos al continente africano para paliar la grave hambruna que sufre este país.

Una vez más, los habitantes del norte de Madrid nos han demostrado que la solidaridad no conoce fronteras. Estamos muy emocionados por la implicación que han demostrado los vecinos de Madrid en la campaña. En cada supermercado donde recogíamos alimentos, no dejaban de venir personas a preguntarnos qué era lo que necesitábamos con más urgencia y, al salir de hacer sus compras, casi todos los clientes nos traían algo. No tenemos palabras para agradecer la solidaridad de los ciudadanos”, afirma Ana Alcocer, gerente de FMLC.

Lo más donado: legumbres, pasta y conservas

En la campaña han participado el centro comercial La Viña de San Sebastián de los Reyes y los supermercados Makro Barajas y Makro Alcobendas, donde los voluntarios de FMLC batieron el récord de alimentos recogidos. “Lo que más nos han donado ha sido legumbres, pasta, aceite, arroz y latas de carne y pescado, pero este año también hemos recibido mucha fruta y verdura en conserva, y leche en polvo que permitirá paliar aún más la malnutrición en Malaui”, señala Ana Alcocer.

Manuel Hernández, responsable de la misión de Benga, ha expresado su agradecimiento a los 60 voluntarios que participaron en esta campaña solidaria. “Fueron dos jornadas llenas de trabajo, pero también de muy buenos momentos, alguno incluso se trajo la guitarra y animó a los donantes con sus canciones”, cuenta. “También queremos dar las gracias a las miles de personas que con su pequeña aportación han hecho posible la recogida de estos 5.592 kg de comida. Gracias a vosotros el próximo año los niños y ancianos de Benga podrán alimentarse durante los meses de hambruna”.

Atención nutricional para niños y ancianos

Los alimentos recogidos serán enviados ahora a Sevilla, donde la asociación Llamarada de Fuego los enviará por mar a Mozambique y, de ahí, llegarán por carretera a su destino: la parroquia de Benga, que los distribuirá entre los diversos proyectos sociales que coordina en esta región deprimida de Malaui, entre los que se cuentan tres guarderías con más de 240 alumnos o un programa de asistencia a ancianos, que proporciona alimentos a más de 90 beneficiarios sin recursos.

En las dos recogidas que FMLC ha organizado este año en el norte de Madrid, dentro de la campaña “Alimentos para Malaui”, ha obtenido en total más de 11 toneladas de comida, dos más que en 2015, en el que se consiguieron 9,3 toneladas: una prueba de que la solidaridad ciudadana no deja de crecer.